El director del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, Francisco Garduño, deberá enfrentar un proceso penal por su presunta responsabilidad en el incendio que causó la muerte de 40 migrantes en Ciudad Juárez a fines de marzo, dijeron fuentes judiciales.

Tras una audiencia de más de ocho horas que acabó la noche del domingo, un juez de Ciudad Juárez, la localidad fronteriza con Estados Unidos donde se produjo el incidente, halló pruebas suficientes para iniciar la causa contra el funcionario por el delito de ejercicio indebido del servicio público por el incendio en una estación para migrantes.

El incendio en el centro migratorio comenzó cuando uno de los migrantes detenidos prendió fuego a unos colchones en señal de protesta, supuestamente porque no les estaban suministrando agua. Además de los 40 fallecidos, otros migrantes resultaron lesionados y hospitalizados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.