Almendra Rubí López, vicepresidenta en funciones de presidenta de la Fundación Colosio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Michoacán, denunció que el partido está secuestrado y el dirigente, tanto como la secretaria general, lo quieren cerrar para su equipo, violentando así a todos los demás.

Y es que afirmó que dentro del Revolucionario Institucional por compadrazgo o parentesco con las cabezas del partido, el dirigente estatal, Guillermo Valencia Reyes y la Secretaria General, Xóchitl Ruíz, con lo cual, también buscan su salida de la Fundación.

Refirió en este sentido que ya acudió ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), para manifestar su situación, por lo cual, también visitó el Congreso de Michoacán para informar a los legisladores la condición crítica en la que se encuentra el partido.

Ella tiene gente vigilando el momento que yo llegue para pedirme la renuncia, por estatuto debo de estar hasta el 2024, no se puede cambiar, pero están tirando a la gente que no es de su equipo político, (…) el partido está en condiciones críticas con esta nueva dirigencia.

Finalmente, acusó que también se ha modificado los salarios dentro de la Fundación sin previo aviso, puntualizando que en su caso, fue un recorte de 3 mil pesos de manera mensual el presentado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.