Según datos del INEGI, el principal tipo de violencia que se ejerce en contra de las mujeres es la psicológica, ya que el 49.5 por ciento de las mujeres de 15 años y más, mencionó haberla padecido a lo largo de su vida; a este tipo de violencia le sigue la sexual, con un 39.9 por ciento; después está la violencia física, con un 32.8 por ciento, y finalmente la económica o patrimonial, cuyo porcentaje es del 26.5.

Para el INEGI, la violencia psicológica se encuentra imparable contra las mujeres, definiendo a la violencia psicológica como cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio.

La Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario aseguró a través de un comunicado que la impunidad es uno de los factores principales de la violencia psicológica y en general de género, donde la mayoría de las instancias para el avance de las mujeres o Secretarías de la Mujer tienen inversiones millonarias que pagan a sus amigas, sin concursos que permitan presentar proyectos realistas para las mujeres, también con magistrados corruptos en el sistema de justicia, así como fiscalías a modo de narcotraficantes, del dinero y de violentos.

Recientemente se dieron a conocer los resultados de esta encuesta en su última edición, que muestra una fotografía de los tipos de violencias que padecen o han padecido las mujeres, en este proyecto se reveló que más de la mitad de las mujeres de 15 años y más experimentaron algún tipo de violencia en su vida; el 42.7 por ciento sufrió episodios violentos durante los últimos 12 meses. Las entidades con mayores porcentajes de este flagelo son el Estado de México, la Ciudad de México, Querétaro, Colima y Aguascalientes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.