Gracias a la implementación del Programa de Recolección de Medicamentos Caducos, entre la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) y el Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envase de Medicamentos (Singrem), se han podido recolectar casi 127 toneladas de fármacos vencidos en la entidad, desechos que se pudo evitar fueran a parar a los tiraderos municipales y generar con ello contaminación al medio ambiente.

Este programa, puesto en marcha en septiembre del 2012, a través de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), permite que los medicamentos caducos no sean utilizados en el mercado informal, es decir reetiquetados y revendidos de manera ilegal.

El año pasado se lograron recolectar 12.8 toneladas de fármacos vencidos en Michoacán y, de enero a octubre del 2022, han sido 13 las toneladas recaudadas a las que Singrem les dará destino final, hasta convertirlas en ceniza, la cual es empleada para la fabricación de cemento.

Es importante resaltar que la Norma Oficial Mexicana NOM-052 señala que todos los fármacos, una vez que caducan, se convierten en un residuo peligroso y, por tanto, no deben depositarse en el cesto de la basura convencional sino en contenedores especiales, para evitar con ello un posible riesgo sanitario o ambiental.

Los contenedores se ubican en las farmacias privadas y en las ocho jurisdicciones sanitarias de Michoacán; también se pueden depositar en la Coepris, en avenida Madero Oriente #686, colonia Centro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.