Procedentes de Canadá, las Mariposas Monarcas recorrieron más de 4 mil 500 kilómetros para llegar a México, ahora pasarán una temporada en México, específicamente en los bosques de pino y oyamel de Michoacán y Estado de México.

Este espectáculo natural puede ser admirado por turistas y visitantes desde el pasado viernes, fecha en la que abrieron sus puertas los santuarios de la región oriente de Michoacán.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) indicó que se espera una gran cantidad de ejemplares de esta especie en los santuarios, mismos que estarán abiertos hasta marzo del 2023.

“Seguir los senderos establecidos durante el recorrido y las indicaciones de los guías locales; no llevar plantas, animales, hongos, ni cualquier otro elemento que sea parte del bosque; no fumar, ni encender fogatas”, son algunas de las indicaciones que la Conanp han establecido para preservar la especie migratoria.

Los sitios que comenzaron a operar son el ejido El Rosario, en Ocampo; Sierra Chincua, en Angangueo, y Senguio, en la localidad del mismo nombre. En el estado de México serán Capulín y Macheros, en Donato Guerra; La Mesa, en San José del Rincón, y Piedra Herrada, en San Mateo Almomoloa, en un horario de 8 a 17 horas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.