A la marcha del próximo 27 de noviembre, en donde el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador saldrá a las calles de la ciudad de México para impulsar su reforma electoral, yo le llamaría o le pondría como etiqueta: La Marcha del Rey Desnudo.

Ya lo sabe, por la semejanza con aquella fábula: El nuevo traje del emperador, también conocida como El Rey Desnudo.

El mensaje implícito de este cuento es muy simple: “solo porque la gente crea que algo es verdad, no significa que lo sea”.

Si no ha leído la fábula, aquí le dejo la liga:

http://www.jdiezarnal.com/cosasmenuelreydesnudo.html

Bien, y le llamaría así a la marcha de AMLO para generar un mayor efecto e impacto desde mi perspectiva de neurocomunicación. Mis 4 argumentos son simples:

1. El cerebro está destinado a eliminar constantemente la información irrelevante y poner el énfasis y la atención adecuados en la información entrante que se considere relevante. A esto se le llama inhibición latente. Lo explico de manera simple: si la oposición sale a decir lo de siempre, lo que ya hemos escuchado o leído, entonces nuestro cerebro lo eliminará. Pero si lo que desean es que el mensaje opositor sea mejor recordado, entonces deberían etiquetar la marcha con un nombre o un concepto que resulte muy pegajoso para el cerebro humano.

2. Una fábula o un cuento, tienen mucho más poder de atracción que la comunicación ordinaria.

3. Esta fábula es reconocida en diversos países, por lo tanto, el mensaje implícito en la etiqueta puesta facilitaría que en otros lugares del mundo vieran a López Obrador como un Rey que se auto-engaña y pretende engañar.

4. Se trata de crear un almacén asociativo con este tipo de etiqueta. Ese es un trabajo fino que se puede hacer con neurocomunicación y con neuromarketing, y que sí está al alcance de los opositores a través de especialistas.

¿Y cómo se podría interpretar el mensaje de la fábula con la marcha de AMLO de manera muy simple? Así: “No porque López Obrador y su gente digan que están gobernando bien, tiene que ser verdad”.

Es más… caminan desnudos, y muchos lo saben.

*El autor es consultor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Comunicación, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.