Siete mil michoacanos de la región Bajío, habitantes de los municipios de Puruándiro y Sixtos Verduzco se han visto afectados por lo que señalan es venta indiscriminada del agua, de parte de los directivos del Organismo de Módulo de Riegos, una asociación civil en la entidad.

Al respecto y cansados de tal situación, este día se manifestaron en las oficinas de CONAGUA, para exigir la remoción de sus puestos a quienes desde hace años se mantienen en el poder en ese Módulo de Riegos, promoviendo actos de corrupción y perjudicando al sector agrario.

Alberto Carrizales Guevara, asesor de campesinos de usuarios de riego del Bajío de Michoacán aseguró que desde hace años no se ha actualizado el padrón de usuarios de riego y tampoco se ha convocado a Asambleas para elegir a nuevos directores, por lo que la permanencia en el puesto ha sido corrupta y fuera de las normas.

Indicó, que derivado de estos hechos ilícitos los campesinos han padecido de recortes en el suministro de agua causando así daños en sus cosechas y por ende pérdidas económicas en las más de 10 mil hectáreas a donde no llega el vital líquido.

La intención de su protesta es que la dependencia federal intervenga y ponga fin a la venta de agua y por el contrario se beneficie a los campesinos en sus labores agrarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.