El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla trabaja, en reuniones con gabinetes sectoriales, el diseño e integración del paquete presupuestal 2023, a quienes ha instruido que las premisas deben ser la austeridad en la operatividad de gobierno y optimizar el ejercicio de recursos públicos para que sean destinados a inversiones que realmente beneficien a las y los michoacanos.

En razón de que el 21 de noviembre es la fecha límite para que el Ejecutivo de Michoacán entregue al Congreso del Estado la propuesta de ingresos y egresos para el próximo año, el gobernador sostuvo reuniones con secretarios y titulares de los sectores agropecuario, desarrollo social, infraestructura pública y seguridad.

Bedolla los instruyó a fortalecer los programas que impulsen las actividades agrícolas, ganaderas y acuícolas para empujar el desarrollo económico, pero también analizó con la Secretaría de Bienestar alternativas para reforzar las políticas públicas en beneficio de sectores vulnerados.

En el sector de obra pública se analiza la ampliación del Fondo de Aportaciones Estatales para la Infraestructura de los Servicios Públicos Municipales (FAEISPUM), con el propósito de que dos o más municipios puedan realizar inversiones conjuntas en obras de beneficio regional, además de continuar con el plan de reconstrucción, rehabilitación y mantenimiento de la red carretera estatal.

El gobernador continuará con las reuniones sectoriales para afinar el presupuesto de las dependencias y garantizar el trabajo coordinado entre secretarías y niveles de gobierno para optimizar los recursos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.