El dirigente estatal del Partido Revolucionario institucional (PRI) en Michoacán, Guillermo Valencia Reyes, condenó la manifestación suscitada la noche del 31 de octubre en el primer cuadro de Chilchota, donde habitantes realizaron el incendio de una camioneta propiedad del alcalde emanado del PRI, Miguel Ángel Campos.

Además, exigió a la Fiscalía General del Estado (FGE), para que realice las investigaciones correspondientes a este hecho, y posteriormente se aplique la Ley.

“Reiterar el respaldo al presidente municipal de Chilchota, ante esta manifestación que terminó en actos violentos y la quema de una camioneta, se violentó el palacio municipal. Condenamos la acción y exigimos una investigación muy puntual, (…) condenamos que se esté normalizando la violencia en la protesta, aunque las causas sean justas y legítimas”, agregó.

Mediante un mensaje virtual, Valencia Reyes informó que no se ha sostenido contacto con el edil priista, sin embargo, le reiteró su apoyo y abrió las puertas de este instituto político a los manifestantes, para que puedan gestionarse a través de este partido la cobertura de sus necesidades.

Asimismo, reafirmó que la violencia únicamente provoca más violencia, por lo que invitó a que las próximas manifestaciones se lleven a cabo de manera pacífica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.