“Morelos es un ejemplo vivo de la institucionalidad de la República, por eso hoy estamos obligados a honrarlo protegiendo a nuestras instituciones electorales que son garantes de nuestra democracia”.

Así lo expresó el diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Jesús Hernández Peña, durante su mensaje como orador oficial en la ceremonia de Conmemoración del levantamiento en armas de Don José María Morelos y Pavón.

En este contexto refirió que hablar de Morelos en este 212 aniversario y hacerlo en una fecha como hoy y en un lugar como Nocupétaro, es un altísimo honor y extraordinario compromiso, porque la figura del héroe exige cualidades extraordinarias de exposición para destacarlo con claros perfiles en el marco de la historia nacional.

El ambiente físico de Nocupétaro, por fortuna, ayuda para tratar de traer a la realidad presente, la invocada presencia del personaje más destacado de las luchas por la independencia y el orgullo de los habitantes por pertenecer a este municipio que fortalece y preserva la esencia luchadora y valiente del caudillo del Sur, para lograr condiciones de vida más justas y favorables para toda la población

“Morelos es un producto auténtico, inconfundible, de tierra americana y más concretamente, de la tierra de Michoacán” señaló. Lo anterior, recordó Hernández Peña, puesto que formó el Ejército Nacional Mexicano, se convirtió en caudillo y emprendió el camino de la milicia para poner su brazo y su espada al servicio de la insurgencia.

Agregó que, como los hombres demócratas, honrados y de principios, Morelos supo someter su brazo de luchador y su poder de caudillo a los postulados del derecho y de la razón, patrocinó la creación de la nueva patria, y, a pesar de su sangre derramada, unida a la sangre generosa de otra multitud de ilustres mexicanos, el diputado afirmó:

“Nosotros tenemos hoy el orgullo de una patria en la que todos por igual podemos disfrutar de la riqueza de nuestra geografía; de la ilimitada extensión de nuestros limpios horizontes; de la libertad de pensar, de comunicarnos con nuestros semejantes, de transitar por todos los caminos, de aspirar a una vida cada día mejor”.

Al respecto y luego de cuestionar a los presentes ¿nosotros qué legado dejaremos a los michoacanos? dijo que si Morelos pugnó por la no indigencia y no opulencia entonces es momento de seguir el ejemplo y mantener firme ese objetivo para disminuir la alarmante cifra dada a conocer por el INEGI de los más de 6 nuevos millones de mexicanos y mexicanas en condición de pobreza.

“Hoy venimos a Nocupétaro a recordar con el más acendrado sentimiento de gratitud a quien no tuvo la suerte de ver plasmados en realidades públicas los principios por los cuales luchó; viva Morelos, viva Nocupétaro, viva Michoacán”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.