Octavio Ocampo Córdoba, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), lamentó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos se haya convertido en un organismo complaciente e inquisidor del presidente de la República y haya abandona su papel como defensor de los derechos de las y los mexicanos.

El líder perredista en Michoacán, dijo que las reformas electorales del país deben estar sustentadas en el diálogo, el debate y el consenso, pero sobretodo respaldadas en propuestas y mecanismos de perfeccionamiento de democratización del país, más no de decisiones viscerales para aniquilar los avances democráticos que han puesto a la vanguardia a México frente a otros países.

“ No es posible que la Comisión Nacional sea sorda ante las demandas de las y los mexicanos, sea sorda y ciega ante feminicidios, ante el asesinato a periodistas, ante problemas de migración, frente a la constante violación de los derechos de la infancia, frente a la violación de los derechos a la salud y a un medio ambiente sano. Basta de ser el brazo inquisidor del ejecutivo federal “, exigió Ocampo.

Ocampo recordó que desde que se creó el entonces Instituto Federal Electoral, México inició un proceso de perfeccionamiento de las normas jurídicas y del sistema democrático en el país, que le han llevado hacer un ejemplo internacional y hoy no se puede ni debe permitir atentados contra los derechos y libertades del pueblo de México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.