México camina peligrosamente en la senda del autoritarismo, siendo la militarización de los distintos sectores del país el preludio a la dictadura, afirmaron las y los diputados integrantes del Grupo Parlamentario de Acción Nacional en el marco de la discusión y aprobación de la minuta de la Reforma en materia de Guardia Nacional.

Al emitir un posicionamiento como Coordinadora de su Grupo Parlamentario, la Diputada Local Mónica Lariza Pérez Campos, recalcó que otorgar el control militar para las tareas de seguridad pública a nivel federal, constituye una amenaza grave para el respeto a los derechos humanos, la transparencia y la democracia en el país.

“El poder debe residir en manos de civiles, no en los militares a fin de preservar el necesario equilibrio entre poderes que nos permita como país un desarrollo económico, político y social armónico; impidiendo además la posibilidad para cualquier persona, entidad política o sector del poder perpetuarse en el mismo”, consideró.

En tribuna, Pérez Campos enfatizó que la seguridad pública debe ser de carácter civil como lo refiere la Constitución, “ir en su contra como se pretende resultaría un acto de ilegalidad, así como de inmoralidad absoluta, sobre todo viniendo del poder legislativo”, recalcó.

Propuso que México y Michoacán, necesitan una estrategia integral en materia de seguridad pública que atienda desde el municipio a la pobreza y marginación social, fortalezca la precaria presencia de la autoridad, así como a los cuerpos policiacos civiles y revierta el imperante ambiente de impunidad e ineficaz procuración de justicia.

Al tomar la palabra la diputada Liz Alejandra Hernández Morales, también integrante del grupo parlamentario, señaló que el que los militares ocupen cada vez más espacios civiles, no solo es un retroceso para México, sino un peligro latente para los mexicanos y la libertad, además de calificar como una estrategia fallida.

“No solo se están violando tratados internacionales, los Militares tienen leyes que son incompatibles con los mandatos civiles, y eso provocará más caos y desorganización en el país. Las fuerzas armadas tienen el encargo de velar por la seguridad nacional que se refiere a proteger nuestra soberanía frente a amenazas bélicas del exterior y proteger nuestro orden constitucional y eso es muy diferente a la seguridad pública”, añadió.

Finalmente el diputado Hugo Anaya Ávila garantizó que Acción Nacional en Michoacán, no está en contra de las Fuerzas Armadas, al contrario cuentan con todo el respeto y apoyo valor de su

“No compartimos que se prorrogue hasta el 2028 la inconstitucional de una estrategia de seguridad fallida y la militarización, ya que hace más de tres años que la implementaron y no está dando resultados, representando un grave retroceso en materia de derechos humanos, además la militarización de otros sectores del país traerá consecuencias severas que vamos a lamentar por muchos años”, atajó.

Así, las y los diputados emanados de Acción Nacional refrendaron su compromiso de defender la nación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.