Con motivo de la Semana Nacional por la Conservación 2022, la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente (SADERMA) y la Dirección de Medio Ambiente, llevó a cabo la siembra de árboles de “Zapote Prieto (Diospyros xolocotzii)”, en la Plaza Villalongín de Morelia.

Estos árboles son ejemplares endémicos de México y se encuentran en peligro de extinción de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT 2010, por ello, la importancia del rescate, cuidado y conservación de la biodiversidad del municipio de Morelia, a través de acciones para el rescate de especies como la de “Zapote Prieto”.

Durante la actividad se contó con la presencia del biólogo Xavier Madrigal Sánchez, profesor investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), de la Facultad de Biología y botánico destacado a nivel nacional, que se ha dedicado al estudio de la flora mexicana y que desde hace años junto con Jerzy Rzedowki, botánico polaco naturalizado mexicano, descubrieron, el Zapote Prieto (Diospyros xolocotzii).

Asimismo, se contó con la asistencia y colaboración de Netzahualcóyotl Vázquez, titular de la Secretaría de Servicios Públicos de Morelia, Alejandro Méndez, secretario de Medio Ambiente del Estado y de la bióloga María Concepción Huerta Zamacona, en representación de la SEMARNAT Michoacán.

Se trata de un árbol silvestre de fruto comestible, que tiene una altura que oscila entre los 4 a 7 metros y un grosor en su tronco de entre 15 y 35 centímetros ya en una edad media.

Cabe destacar que esta especie de árbol es muy representativo debido a que es catalogado como dioico, es decir, que existen individuos hembra y macho, por lo que se requiere de ambos para reproducirse y su proceso es a través de la polinización por medio de insectos

Es considerado un árbol de lento crecimiento, ya que tarda entre 10 y 12 años aproximadamente en reproducirse y conocer el sexo del mismo, el cual, se conoce al momento de presentarse la floración y posteriormente el fruto, que es de sabor dulce, similar al zapote que comúnmente consumimos, pero de menor tamaño y mayor contenido de proteínas.

Esta especie longeva que puede vivir muchas décadas, es partir de la tercera semana de marzo y hasta mediados del mes de julio lleva a cabo el proceso de reproducción que se facilita si los ejemplares están a una cercanía no mayor a 7 metros, distancia aproximada que tendrán las especies plantadas en el centro histórico.

“Es primordial generar acciones como éstas, por ello, el propósito de plantar estos ejemplares en el centro de nuestra ciudad y en especial en esta plaza con gran historia, es sensibilizar a la sociedad, que conozcan el árbol, así como, su importancia y crear conciencia sobre la biodiversidad que tenemos en nuestro municipio y el impacto en nuestra vida para generar hábitos de conservación de las especies que están en peligro de extinción”, señaló, Guillermo Marín Chávez, titular de la SADERMA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.