Quizá en algún momento de tu vida has llegado a experimentar que estando con tu pareja sientes atracción hacia otra persona, con el riesgo incluso de poderte enamorar de quien te atrae, tener una relación de pareja es también tener un compromiso y responsabilidades a cumplir, el sentir atracción hacia alguien más no significa que de manera inmediata debes terminar tu compromiso actual o que debes hacer hasta lo imposible para generar un encuentro con esa persona, muchas ocasiones hay parejas que terminan los compromisos de años que ya tenían y comienzan una nueva relación con esa persona por la cual se sintieron atraídos u atraídas, pero con el paso del tiempo también llega el arrepentimiento porque no se sienten completos emocionalmente ya que la atracción es algo momentáneo y el enamoramiento consciente es lo que alimenta la estabilidad en una relación.

Iniciar una relación de pareja implica depositar en el otro una serie de sentimientos donde el “amor” es el más intenso porque toda conducta se pone en ese plano, pasan tiempo juntos, se trata bien, cubren sus necesidades de pareja, etc., Entonces se puede sentir que hay enamoramiento, que el amor es muy bonito, extraordinario, y todos los adjetivos que le quieras poner, y es justo en este instante donde se puede considerar que si los sentimientos son recíprocos por la pareja entonces hay una relación de enamoramiento estable.

La atracción suele considerarse como un sentimiento pasajero donde nos encontramos en una primera impresión con alguien que siempre hemos puesto en nuestra mente como un ideal físico, por eso mismo cuando alguien te atrae está muy ligado a que has encontrado a tu ideal de pareja, como cuando vemos una fotografía de un paisaje hermoso, pero cuando vamos a ese lugar ya no es tan hermoso o agradable como en la fotografía, eso mismo ocurre con la atracción.

Conocerse como pareja es lo que puede ayudar a poder identificar en una forma real lo que en realidad se necesita para formar una relación sana, la convivencia diaria nos brinda esa gran oportunidad, la autenticidad, el ser uno mismo o una misma. La atracción y el enamoramiento van de la mano para que una relación funcione, son elementos de una relación, pero verlos como algo separado siempre es riesgoso, decir que alguien te atrae también es una invitación a darte cuenta de que algo falta en tu relación actual y lo más sano siempre es hablar de esas “faltas” en la relación, lo comento porque muchas infidelidades se cometen después de sentir atracción por alguien más.

Como seres humanos siempre habrá alguien más a quien le gustaremos o nos va a gustar, es como una condición natural, pero eso no significa que la relación actual o la pareja que tenemos no es la correcta, lo mejor en estos casos es acudir con el psicólogo (a) para abordar el tema de manera profesional sobre todo para identificar la dinámica que vives en tu relación en un sentido de atracción y relación de pareja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.