Hoy más que nunca tenemos muy claro que Ricardo Monreal es uno de los presidenciables más fuertes dentro de Morena. Eso lo hemos visto mucho antes de que el presidente López Obrador abriera el proceso de sucesión presidencial.

En efecto, sí hay alguien que ha hecho méritos por su trabajo y trayectoria política es, sin duda, el coordinador de los Senadores de Morena que es un protagonista de la vida pública del país.

Eso significa, hoy por hoy, que Ricardo Monreal está más allá de cualquier posición de Palacio Nacional, en el ánimo de la población civil que ha hecho sentir ese respaldo a través de las visitas que ha realizado el zacatecano a distintas partes del territorio nacional.

Con lo anterior hemos podido dimensionar y calibrar el poder de convocatoria que tiene Ricardo Monreal. De hecho, nos hemos encontrando con ese gran apoyo gracias a los trabajos que ha realizado en materia legislativa, aunque también por la labor a través de un movimiento que viene impulsando el líder de la fracción de Morena en la Cámara Alta como el fruto de 42 años de servicio público, como diputado federal, senador, gobernador de Zacatecas y delegado de la Cuauhtémoc.

Y esas mismas circunstancias lo colocan en el mapa de los presidenciables de Morena que se empezó a ser un hecho natural por la capacidad política que posee puesto que, si hay alguien que cumple con esas características que debe tener un abanderado a la silla presidencial, es precisamente Ricardo Monreal que incluso lo ha manifestado con hechos al conducir de forma significativa toda una agenda legislativa que ha sacado adelante gracias a su responsabilidad como líder.

Y ese ciclo o etapas de las Grandes Reformas fue presentado ayer en la ciudad de Morelia, Michoacán. De hecho, la respuesta fue impresionante; cientos de personas se dieron cita para observar de cerca al coordinador de los senadores de Morena en la Feria Internacional del Libro.

Fue un acto muy significativo no sólo por lo que constituye un número importante de proyectos legislativos que ha impulsado Monreal como parte fundamental, sino por lo que históricamente representa en la lucha democrática del país donde Ricardo ha influido para sentar las bases de la 4T.

Hoy, después de más de 42 años de carrera política, Monreal llega sólido en vísperas de la elección interna de Morena. Eso lo pudimos constatar en la propia ciudad de Morelia donde las reacciones que provocó su visita causaron un gran efecto positivo entre la ciudadanía; esa es es la mejor evidencia de una inmensa base de apoyo que sigue creciendo por todo el país.

En efecto, el Monrealismo en términos reales significa una gran manifestación socio-política que sigue impulsando a Ricardo Monreal a buscar la silla presidencial. Incluso, eso se reafirmó este fin de semana cuando Monreal visitó la ciudad de Morelia; se notó el poder de convocatoria y la efervescencia que provoca al considerarlo uno de los máximos protagonistas de la 4T. Después de todo, él mismo se ha ganado ese reconocimiento que ha podido acumular durante décadas en distintas responsabilidades.

Muchas de ellas tienen mayor trascendencia ya que ha librado grandes batallas para seguir adelante sea cual sea la adversidad que se le pone enfrente, sobre todo porque se requiere convicción y carácter para defenderlas. Por ello estamos completamente seguros de lo que significa el futuro político ya que, sin ir más lejos, Morena tiene a un presidenciable sumamente capaz de enfrentar ese reto en la figura de Ricardo Monreal que ayer, en Morelia, refrendó su poder de convocatoria.

Notas finales

Nos hemos enterado que Ricardo Monreal, está poniendo los puntos sobre las íes.

Primero, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, ha defendido la autonomía entre los poderes, pero eso no quiere decir que no observe y delimite cuando alguien quiere meter insidia o pretenda opinar sobre el trabajo dentro de la Cámara Alta.

Desmintió al coordinador priista de los diputados panistas, Santiago Creel, quien dijo que López Obrador maneja a su antojo a la bancada morenista en el Senado, aunque sin duda lo hizo con respeto. Simplemente le enmendó la plana al blaquiazul.

“No es correcto, no es exacto que el presidente con su consulta o su sondeo, haya alterado la mayoría calificada” sobre el tema de la Guardia Nacional y la prórroga que buscan se apruebe.

Y aclaró más: por el momento, la minuta se encuentra en análisis dentro de las comisiones senatoriales, las que emitirán un nuevo proyecto y se votará ante el pleno.

“Lo que amerita y lo que necesita el país es que no haya confrontación”.

Deben esperar los tiempos legislativos para, entonces, actuar de una u otra manera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.