El inmueble que alberga la Escuela Secundaria “General Ana María Carranza”, es una antiquísima construcción que, tras los recientes sismos, sufrió considerables daños materiales; a simple vista, presenta varias grietas o fisuras, lo que representa un serio riesgo.

El plantel, alberga más de 300 alumnos y unos 35, entre profesores y personal administrativo. Señalan que, en varias ocasiones, han solicitado a la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), apoyo para mantenimiento, pero nunca han sido escuchados.

Ahora, tras el sismo de 7.7 grados, del pasado lunes, aunado al de esta madrugada de 6.9 grados, con epicentro en la región de Coalcomán, se han convertido, estos daños, en un mayor riesgo para los alumnos y personal que ahí labora.

Ante esto, hacen un llamado a las autoridades de educación, que encabeza Yarabí Ávila González, primero, para realizar un estudio de riesgo y luego, para el mantenimiento del inmueble.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.