Con el propósito de reivindicar y visibilizar a las mujeres que participaron en la lucha de Independencia, el Gobierno de Morelia encabezado por el alcalde, Alfonso Martínez Alcázar, a través del Instituto de la Mujer Moreliana para la Igualdad Sustantiva, llevó a cabo el Conversatorio “El papel de las mujeres en la Independencia”.

En el evento estuvieron presentes la Regidora Paulina Munguía Suárez, la subsecretaria de Derechos Humanos y Población, Elvia Higuera Pérez, la directora General del IMMUJERIS, Nuria Gabriels Hernández Abarca, acompañando a las expertas.

La primera participación la tomó la maestra en historia Catalina Sáez Gallegos, poniendo en contexto que durante la lucha insurgente, las mujeres se desempeñaron como correos, espías, compañeras de armas, que lucharon a la par de los hombres por un cambio en las estructuras económicas, sociales y políticas en la Nueva España.

Mencionó ejemplos de mujeres que no están reconocidas, como Bernarda Espinoza, mujer que celebró una derrota realista, motivo por el cual fue juzgada y fusilada como traidora de la patria; Antonia y Catalina de Tlacotepec, Guerreo, mujeres que ofrecieron su carne para alimentar a las tropas insurgentes, acción que motivó a las tropas a seguir luchando; Luisa Martínez de Erongarícuaro, que al ser sorprendida llevando correspondencia, las tropas realistas la sobornaron y cuando ya no pudo solventar más sobornos, la fusilaron.

La Fernandita, mujer que acompañaba a Miguel Hidalgo, se disfrazaba de hombre e incluso fue confundida con Fernando Séptimo, ya que pensaban que era un militar gallardo, de finos modales y con el cual, Hidalgo realizaba negociaciones, fue descubierta por Calleja. La Fina, amante de Manuel Muñiz, condenada a sufrir azotes por ser considerada embaucadora por su belleza.

El segundo lugar estuvo a cargo de Tzutzuqui Heredia Pacheco, maestra en historia, escritora y exdirectora de la Facultad de Historia de la UMSNH quien abrió su participación destacando la invisibilización de las mujeres a lo largo de la historia y, que gracias a los movimientos feministas, fue que cierto sector de mujeres historiadoras se preocuparon por recuperar a la mitad de la humanidad que ha sido omitida de los textos, de los libros de historia y de las historias oficiales.

Mencionó que la mayoría de las fuentes de información provenían de instituciones oficiales y de la iglesia como institución en la época colonial y, como fuentes alternativas, ha sido a través de cartas y diarios escritos por las mujeres que tuvieron el privilegio de saber escribir en esa época y por ello, es que se han conocido algunas de las protagonistas de la historia.

Resaltó que durante esa época a las mujeres que participaban en la lucha, se les etiquetaba como prostitutas y se les castigaba e, inclusive les decían mujeres “insurgentas” (así aparece en documentos de la historia, por la doble transgresión), se diferenciaba desnudándolas, golpeándolas en las plazas públicas o paseándolas por el centro de los poblados, completamente desnudas, incluso le ponían miel en el cuerpo, humillándolas de esa forma.

Fueron denigradas sus acciones, calificándolas como embaucadoras y prostitutas, por haber abandonado los espacios propios de las mujeres de esa época, para insertarse en un medio que se les había negado durante muchos años. En este contexto la maestra Heredia, invitó a las y los presentes a que cuando den el grito de independencia, recordemos no sólo a los hombres, si no también, a todas esas mujeres que dieron su vida por la independencia de nuestro país.

Las historiadoras Nayeli Rodríguez Alarcón y Marla Sofía Villela Cárdenas, recalcaron la importancia que representó para las mujeres, romper con la idea de que no eran personas que podrían participar en la política, que no eran razonables y reflexivas, pensamiento resultado de la marginación en la que habían vivido; a partir de su participación en la lucha insurgente, ellas se formaron ideales independentistas, adoptaron el sentido de patriotismo pero no gestado de la misma forma que los hombres, fue derivados de la opresión, de la discriminación sistemática racial, de la precarización de la economía de sus hogares.

“Recordemos a todas la mujeres que no son mencionadas en el grito de independencia, no lo asumamos como una efeméride hueca, recordemos que su lucha nos abrió espacio para nuestra lucha. Debemos reivindicar y visibilizar a las mujeres que lucharon en la Independencia, lo que no se menciona no existe, es importante tener una memoria colectiva por la construcción de un país justo para todas”, señaló Nuria Gabriela, directora del IMMUJERIS.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.