A lo largo de una semana se llevó a cabo el proceso de designación de 900 plazas a egresados normalistas y maestros michoacanos, de parte de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), mismo que fue calificado por el gobernador del Estado, como un “duro golpe a la corrupción”.

Alfredo Ramírez Bedolla señaló que luego de muchos años en los que estos procesos se llevaban a cabo a discreción, por fin se le puede dar transparencia a la designación de plazas, con lo cual no sólo se beneficiará a maestros plenamente capacitados, sino también a niños y niñas que no tenían maestros en sus aulas.

“Este proceso de designación de plazas es un golpe duro para la corrupción con la que se ejercían estos procesos”, señaló.

El mandatario indicó que todos aquellos quienes habían pagado por obtener alguna plaza a alguna expresión sindical deberán denunciar ante la Fiscalía del Estado (GFE) pues no se trata más que de un robo.

Finalmente, y dado que las expresiones magisteriales se han visto inconformes con estos procesos, Bedolla dijo que seguramente habría manifestaciones y que era “lo normal”, sin embargo, estas acciones no cambiarían la designación de plazas por lo que pidió a las autoridades educativas no interferir en la llegada de maestros recién asignados, a los centros educativos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.