La defensa del narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo logró que le concedieran la prisión domiciliaria, al exlíder del Cártel de Guadalajara.

“El Jefe de Jefes” llevaba encarcelado desde 1989 por el asesinato de Enrique Camarena, agente de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA), aunque no recibió condena hasta 2017, cuando se le impusieron 37 años de prisión en un penal del estado mexicano de Jalisco.

El pasado 5 de enero de 2022, el narcotraficante impugnó la sentencia que rechazó ampararlo contra el pago de 20 millones 810 mil pesos a las familias del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y a la del piloto mexicano, Alfredo Zavala Avelar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.