Tras demostrarse las malas condiciones de higiene en las que operaba, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), suspendió parcialmente a una fábrica de hielo, en el municipio de Morelia.

Tras una verificación realizada y la obtención de muestras contaminadas de agua con la que se fabricaba el hielo, el personal de la Jurisdicción Sanitaria de Morelia suspendió la bomba de la que se extraía el vital líquido para evitar se continuara con la elaboración del producto.

Las muestras analizadas fueron enviadas al Laboratorio Estatal de Salud Pública, el cual determinó que el líquido estaba contaminado con la presencia de coliformes fecales, razón por la cual se llevó a cabo la medida de seguridad.

En la supervisión también se encontró que las condiciones de infraestructura para la producción, elaboración, materia prima y maquinaria, no contaban con la higiene necesaria para realizar dicha actividad, incumpliendo a la NOM-201-SSA1-2015, que establece las condiciones sanitarias que debe cumplir el agua y el hielo para consumo humano.

Actualmente se consume agua de diferentes marcas, por lo que la Coepris verifica permanentemente las plantas purificadoras de agua para vigilar que los establecimientos cumplan con los estándares de higiene en la producción del vital líquido ya sea en garrafón, botellas individuales o hielos y evitar riesgos a la salud de la población.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.