A la espera de un acercamiento con las autoridades de Gobierno del Estado, la fracción Poder de Base de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) inició el ciclo escolar 2022-2023 de manera regular y respaldando las acciones que los egresados normalistas han emprendido para exigir plazas y bases en el estado.

Benjamín Hernández, líder sindical indicó que existen más de 1500 egresados de las generaciones 2021 y 2022 quienes esperan ser contratados y otros recontratados en diversos planteles educativos.

Recordó que ellos han denunciado en reiteradas ocasiones que hay un déficit de maestros al frente de grupos sobre todo en centros educativos de comunidades al interior del estado, sin que hasta ahora la Secretaría de Educación del Estado esté haciendo algo al respecto.

“Hubo un compromiso de que al terminar las vacaciones de verano se buscaría un nuevo encuentro entre las partes involucradas para encontrar propuestas de solución, estamos esperando se dé en breve”, dijo.

Finalmente señaló que de no darse esta reunión estarían implementando acciones de protesta a fin de exigir la actualización en la contratación de trabajadores, como son cambios de adscripción o cambio de oficinas pagaderas, actualización de contratos, entre otras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.