Dentro del Parque Zoológico “Benito Juárez” hay un lugar místico que alberga ejemplares como los pecarí de labios blancos, pecarí de collar, guacamaya verde, algunas especies de psitácidos y reptiles, emús y el felino más grande de América, el jaguar.

La bióloga Polet González, del área Educativa del Zoológico de Morelia, señaló que la Selva Mexicana, ubicada a unos cuantos metros de la entrada principal del parque, es una recreación de la selva en el sur de México.

“Este espacio simbólico logrará que imagines que estás en una selva real, con la diferencia que podrás apreciar muy de cerca a una pareja de jaguares y a otras especies espectaculares”, dijo.

Indicó que este espacio fue adaptado principalmente para que los ejemplares se sientan cómodos en su hábitat natural y, de esta forma, propiciar su reproducción y conservación.

El biólogo Arturo Cortés, del área Educativa de ZooMorelia, informó que Selva Mexicana alberga una cantidad considerable de flora y fauna, su microclima cálido-húmedo se da gracias a la humedad que la vegetación y el río artificial brindan, asemejando el clima de una selva natural.

Resaltó que continuamente los visitantes confunden a los jaguares con los leopardos y explicó que las diferencias son el tamaño, sus rosetas o patrón de manchas, la complexión y su ubicación geográfica, pues el primero, el jaguar, es de América y el leopardo, de África.

Explicó que el rey de la selva no es el león, sino el jaguar, especie que se ha logrado reproducir en cautiverio en el recinto faunístico, gracias a la recreación de su hábitat natural.

Por ello, el Gobierno de Michoacán te invita a visitar el aula viva más grande del estado y ser testigo de la gran variedad de especies y espacios recreativos y de aprendizaje que ofrece el complejo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.