Al comisionado de la Policía de Morelia, Alejandro González Cussi no le interesa cumplir con la ley, sino recaudar recursos, sentenció el diputado de Morena, Juan Carlos Barragán Vélez.

Incluso refirió que es tal la irregularidad por el manejo de los recursos recaudados por el operativo alcoholímetro en la ciudad, que la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) ya investiga su destino, pues la ciudadanía no sabe en qué se invierte, si en equipamiento, capacitación, obra pública u otro rubro.

Barragán Vélez recordó que el costo de las multas de la Policía Morelia en su operativo de alcoholímetro oscila entre los $6,000 y $8,000 pesos, más lo que se acumule por el arrastre y corralón, mientras que cuando la Guardia Civil hace la misma detención, el costo de barandilla es de apenas $35 pesos.

El diputado local refirió que este no es un tema personal, sino ciudadano de reclamo generalizado, pues a la administración de Alfonso Martínez Alcazar solo le interesa el dinero y no que las cosas sucedan de la mejor manera.

Además consideró que González Cussi se toma atribuciones que no le competen dentro de la operación policial, y su interés es económico, no de administrar y resolver el grave poblema de inseguridad que atraviesa la ciudad.

Juan Carlos Barragán refirió incluso que busca aprovecharse de quienes menos tienen, generando sanciones administrativas bajo el concepto de “vagancia”, por lo que reafirmó que se utiliza a la Policía de Morelia como una caja registradora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.