Con el cambio de cobro de cheque a tarjeta en la Secretaría de Educación del Estado (SEE), se ahorrarán 100 millones de pesos al año, lo que alcanzaría para construir más de 200 aulas didácticas equipadas.

Junto al gobernador Alfredo Ramírez Bedolla y en representación de la secretaria de Educación, Yarabí Ávila González, el subsecretario de Administración, David Alfaro Garcés, celebró el interés y participación del magisterio michoacano en la tarjetización, abonando así a la transparencia y lucha contra la corrupción en la dependencia educativa.

Señaló que para cuando concluya este mes serán alrededor de 55 mil los trabajadores los que hayan cambiado su modalidad de pago de cheque a tarjeta bancaria, proyectando que en agosto sean al menos mil 150 docentes los que se sumen al cobro electrónico.

Esta es una medida con la que hace frente a opacidad, además de que se agiliza el proceso de dispersión de las quincenas al evitar intermediarios, y es más seguro para las y los maestros, ya que reciben el dinero directamente en sus cuentas y no están obligados a manejar su dinero en efectivo.

Son varias las instituciones bancarias que los docentes pueden elegir, destacando: Afirme, Azteca, Bajío, Banamex, BBVA, Banorte, HSBC, Inbursa, Scotiabank y Santander, donde cada una ofrece diferentes ofertas, beneficios, ahorros y facilidades de pagos de servicios o transferencias.

Con trabajo constante en beneficio del reordenamiento administrativo, la actual administración ha pasado de un 60 a un 75 por ciento de docentes tarjetizados, a fin de dar cumplimiento a lo que indica la Ley de Coordinación Fiscal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.