Al menos 16 personas perdieron hoy la vida y otras 36 permanecen desaparecidas tras una inundación repentina en la provincia septentrional china de Qinghai.

En un breve comunicado, la oficina de emergencias del Gobierno de esa región indicó que los hechos tuvieron lugar en una zona montañosa del condado de Datong, situado en la parte norte del término municipal de la capital provincial, Xining.

Los fuertes aguaceros han provocado deslizamientos de tierra que han bloqueado vías de comunicación y desviado ríos, afectando a más de 6 mil personas en dos municipios y seis aldeas, según informa la cadena CCTV.

Las autoridades han movilizado a unas 2 mil personas, entre rescatistas, incluidos policías, unidades paramilitares, servicios de emergencia y funcionarios gubernamentales, para las labores de recuperación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.