Presentó su Primer Informe de Gobierno el alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar y este es el momento para contrastar sus obras, programas y acciones, en comparación con lo que se trabajó en la administración municipal anterior, que fue de la alianza Morena-PT.

En cuanto a resultados y políticas públicas aplicadas, me parece que hay quienes podrán hacer mejores análisis. Pero sí quiero reflexionar en torno a la comunicación política y al marketing político que viene aplicando el actual Presidente municipal y su administración.

En estos dos rubros y a diferencia del gobierno anterior (2018-2021), no encuentro punto de comparación. Alfonso Martínez demuestra su experiencia y comprende perfectamente para qué sirve comunicarse y consolidar una imagen institucional y política. El gobierno anterior del Morena-PT, no generó absolutamente nada positivo con su comunicación y marketing, porque simplemente no invirtieron un solo peso. Esa “miseria de visión para invertir” se paga muy caro y por el momento no solo no continuaron como gobernantes, sino que los exalcaldes Raúl Morón, Humberto Arróniz y su equipo más cercano, están en la banca.

¿Y qué puedo decir del trabajo que está haciendo la administración de Alfonso Martínez en comunicación y marketing político? Me queda claro que lo hacen de manera profesional, porque se ve y se comunica un mensaje rector: “Hacemos las cosas, para que Morelia brille”.

¿De dónde habrá surgido esta idea del brillo? Personalmente, me gustan mucho los “claims” o los llamados slogan, pero cuando saben usarse, cuando sirven como visión comunicacional y se persigue tal visión con acciones hasta que, en toda la idea de comunicación, se utiliza el slogan como filtro.

Seguramente los actuales gobernantes lo descubrieron con encuesta y deduciendo que la administración municipal anterior se asocia con la suciedad, el abandono, el mal olor y con el desorden en los espacios públicos del municipio. Por eso encontrar un diferenciador de marca no debió costarles tanto trabajo. Si los anteriores hicieron de Morelia algo sucio, los actuales deben hacerlo brillar. La idea es simple, pero al mismo tiempo poderosa, precisamente por ser simple para aterrizar y comunicar.

Y algo adicional. Este slogan del brillo da para mucho más. La idea de brillar, brillo, luz, claridad y más, la puedo interpretar desde una perspectiva semiótica y me daría como resultado un concepto residual que se puede seguir desdoblando en el tiempo para que sea útil en aquello que en un futuro busque el alcalde Alfonso Martínez y sus aliados del PRD y PAN. Esta idea-slogan les da para hacer neurocomunicación y neuromarketing político con ventaja, porque los del PRI, PAN y PRD por el momento no tienen con qué marca política competirle al alcalde Alfonso.

Si la comunicación y el marketing político de Alfonso Martínez continúa con la consistencia mostrada, se fortalecerá aún más la identidad de su marca y se enfilará con seguridad a ser el precandidato a vencer, aunque hoy en día, veo tan sólida su marca que pienso que ya no soltará ese posicionamiento.
El tiempo lo dirá.

*El autor es consultor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Comunicación, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.