Un programa piloto que incluya a 300 personas en situación de desplazamiento forzado será parte de un convenio de colaboración entre el gobierno de Michoacán y  la agencia de la ONU para los Refugiados ACNUR, anticipó la titular de la Secretaría del Migrante, Brenda Fraga Gutiérrez.

En entrevista, la funcionaria estatal explicó que con este convenio se busca que desplazados por la violencia del estado a estados como Tijuana regresen a estados cercanos con Michoacán. O bien, pudieran establecerse en ese estado fronterizo con una vivienda, empleo con una mejor calidad de vida. “Dejando la etiqueta de desplazados “.

Por lo que el convenio busca darle acompañamiento a estas 300 personas a lograr reubicar o establecerse.

Fraga Gutiérrez reconoció que el 90 por ciento de las personas desplazadas que han entrevistado en refugios de Tijuana rechaza retornar al estado. Mientras que el 10 por ciento restante, no descarta el retorno, siempre y cuando mejoren las condiciones.

Finalmente, puntualizó que estiman que en lo que va del año se incrementó un siete por ciento el número de desplazados con base a las visitas a los albergues, dejando un promedio de tres mil 500 a cuatro mil personas en esta situación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.