Dos cadáveres del sexo masculino sumergidos en una represa, así la cabeza de una de las víctimas y dos manos cercenadas fueron halladas en la zona cerril del municipio de Tingüindín. De las víctimas hasta el momento se ignora su identidad.

El macabro hallazgo se registró en una brecha aledaña a la carretera Cotija – Emiliano Zapata, donde algunas personas observaron los restos humanos y solicitaron la presencia de las autoridades.

En un primer momento, al lugar acudieron los oficiales de la Policía Municipal y de la Guardia Civil, mismos que a su llegada observaron al interior de una represa dos cadáveres, mientras que en un terreno aledaño ubicaron la cabeza de uno de los finados encima de un tambo plástico y sobre el pasto un par de manos.

Los uniformados acordonaron el perímetro y más tarde llegaron los agentes y peritos de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen, los cuales realizaron el procesamiento del área de intervención y trasladaron los cuerpos a la morgue de la región.

De las víctimas se ignora su identidad, únicamente trascendió que uno de los cuerpos vestía un pantalón de mezclilla azul, botas de color café y una chamarra de piel negra, en tanto el segundo cadáver portaba un pantalón blanco con negro y una playera negra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.