A través de un video publicado en redes sociales, el sacerdote José Luis Segura Barragán denunció amenazas por parte de hombres armados quienes de manera violenta irrumpieron una celebración eucarística.

El sacerdote de origen michoacano se encuentra dando su ministerio religioso en la Vicaría Fija del Sagrado Corazón, asentada en de La Loma, Jalisco, perteneciente a la Arquidiócesis de Apatzingán, sitio del que es responsable.

Fotografía 📸: Especial

Envió además una carta dirigida al Fiscal General de la República y al Fiscal de Jalisco, en ésta explica que los hechos ocurrieron el 22 de julio alrededor del mediodía, cuando celebraba misa en la capilla de Zipoco en el municipio de Sta. María del Oro.

El sacerdote detalló que se trató de amenazas provenientes de 9 hombres armados, mismos que mantienen bajo su acoso a la región, quienes luego de acosar armados la celebración lanzaron amenazas hacia su persona y su acompañante gritando que esas eran sus tierras y que sólo él mandaba.

“Debí expulsar a estar personas por introducir armas a la casa de Dios, pero no quise interrumpir la misa, porque justamente orábamos por las víctimas mortales de la violencia que azota al país”, dijo.

Dijo que desde hace varios días es vigilado por hombres armados durante su tareas religiosas y sobre todo al interior de la capilla, y que el hombre armado que lo amenazo tenía aproximadamente 35 años y que era (según dijo el atacante), originario de Colombia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.