El gobernador del estado, Alfredo Ramírez Bedolla advirtió que de no realizar la donación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán del predio para la construcción del nuevo Hospital en Morelia antes de la primera semana de agosto, tendrán que esperar un año para realizar el proyecto.

En rueda de prensa, el mandatario estatal expuso que esto se debería, ya que está por cerrar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), lo que impediría que se le asignen recursos para la edificación. Y el estado “tiene mucho tiempo perdido que buscan recuperar”:

Es simple sino desincorporamos, sino le otorgamos estos terrenos al IMSS en estos días, la primera semana de agosto el presupuesto de egresos de la federación se cierra y entonces nos tendríamos que esperar hasta el próximo año.

Recordó que el gobierno del estado está en busca de que el Congreso del Estado desincorpore un predio que será puesto en permuta para adquirir uno en la zona de Villas del Pedregal el cual se anexaría para completar los 60 mil metros para el proyecto.

El mandatario michoacano confió en la voluntad de que los legisladores realicen el análisis de la solicitud en sesión extraordinaria del Congreso del Estado.

En su intervención, la delegada del IMSS en Michoacán explicó que el proyecto tendría un costo de dos mil 514 millones de pesos que en la actualidad sería limitado el recurso, ya que el catálogo de costos cambió.

En este sentido, expuso que el proyecto no se generó en la presente administración estatal, pero es la única que ha prestado atención a las problemáticas que se han surgido para concretar el proyecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.