“No aprobaremos una reestructura en la que vaya un solo peso más de deuda. Una cosa es reestructurar y otra contratar nueva deuda. Estamos en el estudio de la iniciativa y seremos muy responsables porque lo que menos queremos es que se asfixie el gobierno”, afirmó el presidente del Comité Directivo estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Guillermo Valencia Reyes, respecto a la propuesta del gobernador para reestructurar la deuda estatal.

El dirigente destacó que hay un acuerdo con las y los legisladores locales del PRI para que en cualquier tema que sea de interés para el partido, se tomen las decisiones juntos y en bloque a fin de privilegiar la institucionalidad.

Lo que he hablado con los diputados es no tomar ninguna decisión, incluso los diputados que integran las comisiones que dictaminarán la iniciativa, pues tienen la recomendación de su dirigente de partido de abstenerse y de esperar a que revisemos y tengamos la reunión con el gobernador, para que después ellos tomen la decisión de cómo votarán.

Asimismo, reconoció que no se puede responsabilizar al gobernador del estado por la deuda contratada por otros compañeros de su partido, sin embargo, cabe la posibilidad de construir si es en el ánimo de sanear las finanzas, poner un orden financiero en el estado y evitar el aumento a tasas de interés repercuta en las finanzas estatales.

Hay que ser muy claros porque nadie lo ha dicho, pero el primero que endeudó al estado fue Lázaro Cárdenas Batel y el que destrozó las finanzas del estado y que hoy es diputado federal, fue Leonel Godoy Rangel, con lo que se hizo una bola de nieve que han heredado otros gobernadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.