En los últimos 10 meses, la Comisaría de Seguridad Ciudadana de Morelia dio de baja a 20 policías municipales por diversas faltas al reglamento de la corporación, inasistencias al trabajo, abusos policiales y actos de corrupción son los principales motivos de los despidos.

Al menos 11 uniformados fueron expulsados de la corporación por llevar a cabo presuntos actos de corrupción. El caso más reciente que reportó el titular de la Comisaría, Alejandro González Cussi, fue el de un elemento que el pasado 26 de mayo apagó la cámara corporal que grababa su actuación después de emitir una multa de tránsito.

El ciudadano a quien le solicitó dinero a cambio de no emitir la infracción denunció el suceso y al intentar revisar las grabaciones se evidenció la comisión de un posible acto de corrupción por lo que fue despedido.

Otros seis policías fueron bajados de baja de la corporación por no aprobar el examen de control y confianza a la llegada del nuevo gobierno, mientras que otros tres fueron separados de su cargo por inasistencias laborales.

Al respecto, el alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, reconoció el trabajo de limpieza que se realiza al interior de la corporación municipal en aras de mejorar la calidad de servicio de la policía y aseguró que lo se pretende es romper con la inercia de actos indebidos que se comenten al portar el uniforme policial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.