El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, hizo un llamado a la compañía siderúrgica ArcelorMittal y a los afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, a mantener el diálogo y preponderar las vías pacíficas en la resolución del conflicto laboral que derivó en una huelga este miércoles.

Tras reunirse con representantes del gremio minero Sección 27, para escuchar sus inquietudes y, acompañado de la presidenta municipal de Lázaro Cárdenas, Itzé Camacho; el gobernador comentó que por parte de la administración estatal se pondrá a disposición la información necesaria para que se logren acuerdos con los trabajadores y la parte patronal, “a fin de que no se frene la productividad económica de Lázaro Cárdenas y de Michoacán, que dependen en gran medida, de la actividad que realiza la planta siderúrgica”.

Adelantó que se buscará con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), instalar una mesa de trabajo con la parte patronal y los trabajadores, para lograr acuerdos satisfactorios entre las partes y se respeten los derechos laborales.

Ramírez Bedolla destacó la importante relación estratégica que el Gobierno de Michoacán construyó con ArcelorMittal como un aliado para detonar el desarrollo económico de la región, por lo que se dijo comprometido a colaborar con ambas partes para llegar a acuerdos que no desestabilicen la actividad productiva de la región.

Actualmente, ArcelorMittal es la siderúrgica líder nacional y concentra su principal operación manufacturera en el puerto Lázaro Cárdenas en Michoacán, donde se produce varilla, alambrón, palanquilla, planchón y rollos de acero, de igual forma opera minas en Sonora, Sinaloa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.