El joven que el pasado sábado fue atacado por un tigre de bengala en la población de San Francisco, en el municipio de Peribán, pereció la tarde de este martes en el hospital Civil de esta ciudad capital, a consecuencia de un infarto al miocardio que sufrió momentos antes de que le fueran amputados ambos brazos, los cuales le fueron mordidos por el felino.

El ahora finado respondió en vida al nombre de Jesús V., de 33 años de edad, con domicilio en la calle Abasolo Poniente, de la ciudad de Los Reyes, quien al parecer además sufría diabetes.

Como se recordará el pasado fin de semana el hombre y una mujer acudieron al lugar donde se tenía un tigre, un león y un cocodrilo, en una finca a la orilla de carretera Peribán-Uruapan, y de acuerdo a videos y fotografías que circularon en redes sociales, el muchacho le metió la mano a la jaula, queriéndole dar de comer y jugando con el peligroso animal.

Por instinto el felino le agarró con sus fauces el brazo, momento en que se corta el video en medio de los gritos del afectado y la mujer que lo acompañaba. Posteriormente se supo que elementos de Protección Civil Municipal le dieron los primeros auxilios y lo trasladaron al Hospital Regional de Los Reyes, para luego ser canalizado al Civil de Morelia.

Trascendió que este martes, médicos especialistas le amputarían ambos brazos por las severas afectaciones que le ocasionó el tigre, además de que ya estaban gangrenados, aunado con sus problemas de diabetes y la sangre que perdió, que se cree eso le provocó un infarto y murió en su cama del hospital.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.