A un año del triunfo como gobernador de Alfredo Ramírez Bedolla en las urnas, el dirigente estatal del PRI, Guillermo Valencia Reyes afirmó que no hay nada qué celebrar, luego de que el mandatario estatal asegurara que sería una buena idea hacer un festejo masivo junto a la militancia de Morena y los michoacanos para conmemorar la elección del pasado 6 de junio de 2021.

Son declaraciones muy desafortunadas que en nada abonan, creo que el gobierno se debería de ocupar en trabajar en sus horarios laborales, si sus horarios libres los quiere dedicar a andar apoyando candidatos, que por cierto no ganaron, muy su derecho pero que se ponga a trabajar en sus horarios laborales y no andar pensando en fiestas, las fiestas y posadas son para diciembre, esperen tantito, cuando haya motivos para celebrar, ahorita no hay.

Refirió que los números y estadísticas oficiales son muy claros y Michoacán es uno de los estados con más ejecutados del país, además registra un creciente índice de personas desaparecidas, por lo que no hay nada qué celebrar a un año de haber iniciado la administración a cargo de Bedolla.

¿Van a celebrar sobre las huellas borradas de un acto de barbarie como haber fusilado a personas que cuyos cuerpos no son encontrados como en San José de Gracia?, ¿van a celebrar sobre la memoria de las víctimas, muchos de ellos menores de edad, que fueron asesinados salvajemente en un palenque en Zinapécuaro o en otro palenque aquí a unos metros, en Los Pirules?, ¿van a celebrar sobre los recuerdos de los cientos y cientos de ejecutados en el estado, que es una lista que no termina?, yo creo que no hay nada qué celebrar.

Valencia Reyes expuso que la esperanza que existía en torno a la llegada de un gobierno del mismo partido que la Presidencia de la República se ha disipado con la falta de resultados.

El líder tricolor también refirió que en Morelia la situación de inseguridad es alarmante, pues del total de los homicidios que se generan en el estado, una cuarta parte son cometidos en la capital, por lo que lamentó que no exista una estrategia contundente para combatir este delito en lo local.

Los homicidios aumentaron más de un 250 por ciento, son datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es un rotundo fracaso el Gobierno de Morelia y los números ahí están, son muy claros.

Además ante las declaraciones de Alfonso Martínez Alcázar sobre la actuación de la Policía de Morelia en el combate al homicidio, donde refirió que no es de su competencia, Valencia Reyes fue contundente al pedirle que renuncie, pues está claudicando a su obligación constitucional de prevenir la comisión de ese tipo de delitos.

Por su puesto que les toca pero compran raizers para andar paseándose en la avenida Madero, la labor de la policía no tiene ninguna estrategia disuasiva, se ponen a gastar los recursos de los morelianos en espectaculares para decir que compraron reizers cuando lo que deberían de hacer es poner espectaculares para prevenir a los morelianos de cómo no caer en delitos, pero bueno, la capacidad no es lo suyo, han demostrado que simple y sencillamente no tienen la capacidad para gobernar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.