La estrategia de la Policía de Morelia para combatir la violencia es clara: sacar el mayor número de armas de fuego de las calles para así evitar que sean usadas en hechos delictivos; avanzando firme en ese sentido, los uniformados morelianos rebasaron la cifra de 50 armas decomisadas en los últimos 9 meses dentro de sus labores diarias de servicio a la ciudadanía.

En concordancia con la directriz del Presidente Alfonso Martínez Alcázar de seguir aumentando las labores en favor del municipio, las estadísticas internas de la Policía Morelia reportan un total de 58 armas decomisadas con un punto máximo de 11 unidades en mayo pasado, mientras que en el periodo previo a la actual administración se reportaban meses con cero o solo 1 arma decomisada.

El Comisionado municipal de seguridad ciudadana, Alejandro González Cussi, reiteró que esta estrategia es congruente y acorde al nivel de competencia de la Policía Morelia, que es una corporación de proximidad y prevención, la cual ha redoblado sus acciones orientadas a retirar armas de fuego de circulación antes de que sean usadas en posibles hechos delictivos, incluidas pistolas de fabricación casera que a pesar de su apariencia pueden causar serios daños.

En ese sentido, también destacó diversos casos en los que se han recibido reportes de violencia doméstica o violencia a la mujer y los uniformados de la Policía Morelia han respondido y logrado sorprender a sujetos en posesión de armas de fuego, para después proceder a detenerlos y asegurar dichos objetos, salvaguardando así una vida antes de que se escale a un conflicto de mayor violencia.

De esta manera, la Policía Morelia se reitera lista y cumpliendo con las acciones de su competencia para la seguridad del municipio, a la par que mantiene coordinación con las corporaciones de todos los niveles de gobierno a fin de facilitar e incentivar que lleven a cabo lo correspondiente en la ciudad capital.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.