Hace un par de días fue el cierre de campaña del candidato de Morena en Oaxaca, Salomón Jara. Más allá de que se vivió una fiesta popular, la tarde se la llevó el coordinador de la fracción de Regeneración Nacional cuando tocó tierras oaxaqueñas.

Pasó el mismo efecto que otras entidades. La gente se volcó cuando vio de cerca al Senador Ricardo Monreal. Con ello, se reivindica el poder de convocatoria que posee en todo el país; pero también, deja claro que, el zacatecano, es un presidenciable a pesar de las diferencias marcadas en Palacio Nacional.

Esa ha sido su mayor fortaleza. Él mismo ha forjado su camino dentro del movimiento.

Es el único de los presidenciables que no ha tenido la misma tribuna que los demás; sin embargo, es la propia sociedad la que manifiesta su agrado y simpatía por Monreal. Eso se nota no sólo en el momento que hablamos de Ricardo, sino cuando se presenta en cualquier acto público.

Apenas hace unos días se repitió una y otra vez el nombre de ¡presidente, presidente, presidente¡

Todos querían una foto con Ricardo Monreal. Además de felicitarlo por su trabajo, le reconocen su labor durante más de 40 años de entrega total a la lucha democrática del país cumpliendo- a cabalidad- con el presidente López Obrador, incluso, en las buenas y en las malas.

Por esa razón, antes y después de concluir el evento en Oaxaca, la gente se desbordó entre gritos y frases a favor de Ricardo Monreal que está preparado para la carrera presidencial con Morena.

Cuenta ya con un programa de gobierno sexenal para el periodo de seis años que resultará, una vez presentado, una plataforma con gran sentido social y desarrollo en todas las áreas e instituciones que conforman el estado.

De esta manera, Ricardo Monreal se sigue consolidando en el país como un fuerte contendiente por la candidatura de Morena. Está listo. Su experiencia y madurez es su fiel compañera y aquella que lo mantiene con responsabilidad como servidor público gracias a su convicción.

Podemos enumerar más cualidades de Ricardo Monreal, pero nos llevaría tiempo. Sus atributos son inmensos.

En general, posee las cualidades para competir en la elección presidencial. Se ha ganado a pulso un lugar. Es su momento; él lo sabe.

Y para dar solidez a esa concepción, la propia sociedad lo empuja; conocen de cerca al senador porque ha caminado a ras de piso. Confían en él.

Luego de lo que pasó en Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca, el Senador regresa motivado y confiado en que, en vísperas del proceso de elección, es un aspirante fuerte y competitivo que no será fácil doblegarlo. Es más, es el perfil a vencer. Nadie cuenta con el poder político que acumuló por años; asimismo, ninguno tiene la capacidad para construir acuerdos y la elocuencia como él.

Así pues, estamos con Ricardo Morena. Ayer gritaba la sociedad en medio de una algarabía y efervescencia que produce el zacatecano.

!Estamos contigo Monreal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.