Derivado de la vigilancia sanitaria en materia de control del tabaco y emisiones que realiza la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), se realizó el aseguramiento de más de 900 unidades de cigarrillos electrónicos y vapeadores, así como aditivos utilizados para su consumo.

En el operativo que inició el pasado 26 de mayo a la fecha, se realizaron un total de 24 visitas de verificación, en su mayoría registradas en la capital del estado, en establecimientos de tipo comercial que, con previa vigilancia regular, se había detectado la venta de este tipo de productos.

El titular de la Coepris, Hebert Flores Leal, informó que el procedimiento se realizó con estricto apego a la ley, haciendo de conocimiento a los propietarios del lugar el motivo y alcance de las órdenes de verificación y aseguramiento de sus productos.

Recordó que, de acuerdo a la Ley General para el Control del Tabaco y su reglamento, está prohibida la venta de los cigarros electrónicos y vapeadores en nuestro país, por lo que invitó a la población en general a no adquirir este tipo de productos ya que representan un serio riesgo a la salud.

En consecuencia, a la alerta máxima y el decreto firmado por el presidente de México para prohibir la venta de vapeadores, indicó que la estrategia para inhibir su distribución en el mercado se ampliará en las siguientes semanas en todo el estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.