El PRI en Michoacán interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra de quien resulte responsable por actos de corrupción durante los últimos cinco años, pues en la Secretaría de Finanzas del instituto se encontraron diferentes irregularidades que constituyen un daño al patrimonio del partido.

Así lo dio a conocer el dirigente estatal Guillermo Valencia Reyes, quien explicó que desde el 2017 se hallaron pagos irregulares mediante facturas por servicios que nunca se llevaron a cabo o se conocieron al interior del partido, por lo que anunció que se tomó esta determinación para dar con los responsables.

Explicó que si el partido busca criticar a la administración pública, se tiene que empezar con el ejemplo, por lo que ya se ha levantado la denuncia ante la FGE, también se han realizado dos actas administrativas, se realiza una auditoría con la Contraloría del PRI y se buscará llevar a cabo una auditoría forense para conocer el origen de este desfalco, que dijo, representa una fuerte suma de dinero.

Valencia Reyes no quiso ahondar en la cantidad de recursos que constituyen este daño a las arcas del partido, sin embargo refirió que se hallaron estas irregularidades desde 2017 a la fecha.

En este sentido explicó que dejará que las las autoridades investiguen y este asunto sea aclarado a su debido tiempo, mientras fue enfático en señalar que para que las cosas cambien en el PRI se tiene que hacer este tipo de acciones, caiga quien caiga, pues dijo, no será comparsa de nadie, sin importar su nivel político.

Y agregó, en el PRI no hay cabida ni lugar para corruptos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.