Un hombre ejecutado, quien tenía su rostro cubierto con cinta canela, fue hallado en un predio ubicado a la orilla de la carretera Morelia-Chiquimitío, mencionaron fuentes allegadas a la Policía.

La identidad del interfecto es desconocida, él tenía entre 30 y 35 años de edad, era de complexión delgada, piel blanca; además, vestía pants negro, playera gris y estaba descalzo. El susodicho fue localizado por unos habitantes de la zona, mismos que solicitaron la presencia de las autoridades correspondientes.

Hasta el sitio arribaron patrulleros estatales, quienes confirmaron la situación y delimitaron el perímetro para proteger los posibles indicios.

Al enterarse, la Fiscalía General del Estado (FGE) le encomendó las primeras investigaciones a la Unidad de Servicios Periciales y Escena del Crimen (USPEC), cuyos especialistas se presentaron en el mencionado lugar, hicieron lo conducente y por último trasladaron el cadáver a la morgue.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.