Delitos como el homicidio y el feminicidio no se resolverán con una iniciativa de ley que aumente 10 años más de cárcel a los delincuentes, como sucedió el pasado 11 de mayo cuando el Congreso de Michoacán aprobó que la pena máxima de cárcel en la entidad pase de 50 a 60 años, consideró el líder estatal del PRI, Guillermo Valencia Reyes.

Explicó que si el gobernador Alfredo Ramirez Bedolla piensa que con esta iniciativa se resolverá la inseguridad, está equivocado, pues agregó, el problema que se vive en México y Michoacán es la impunidad.

Memo Valencia dijo que se debe combatir la cifra negra, más que incrementar los años de cárcel para delincuentes, pues 8 de cada 10 delitos no de denuncian y un gran porcentaje de los pocos delitos que se denuncian no se resuelven, es decir, la gran mayoría queda en la impunidad.

En este sentido el líder del tricolor le envió un mensaje a Ramírez Bedolla, promotor de esta iniciativa recién aprobada, recomendándole que busque las formas para que la ciudadanía confíe en sus autoridades e instituciones, para que acudan a denunciar y acompañen todo el proceso judicial y así castigar a los responsables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.