La violencia contra niñas y mujeres en Michoacán, es la otra pandemia, por ello, desde el Congreso del Estado se atiende, previene y sanciona, señaló el diputado Juan Carlos Barragán.

De acuerdo con el legislador del partido Morena, la aprobación de la reforma que aumenta las penas en el delito de feminicidio de 50 a 60 años de cárcel, homologa la Constitución Política del Estado de Michoacán y el Código Penal del Estado de Michoacán con el Código Penal Federal.

La iniciativa de Alfredo Ramírez Bedolla para castigar los feminicidios y la corrupción logró el consenso de las fuerzas políticas en el Congreso de Michoacán, porque estamos ocupados y preocupados en atender este terrible delito.

Se espera que con esta reforma, que contempla feminicidios, homicidios, secuestro, actos de corrupción y otros delitos graves, se logre reducir la incidencia delictiva, al tener penas ejemplares para estos delitos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.