Armando Arredondo

Las discusiones con la pareja se puede decir que son hasta cierto punto normales ya que hay intercambio de ideas y opiniones pero ya no son sanas cuando se pierde la cordura o la calma y esas discusiones pasan al plano de las agresiones y de la violencia psicológica y/o física, conductas donde la constante son las descalificaciones mutuas y desde luego los insultos que lo único que pretenden es hacer sentir menos a la pareja usando descalificativos para dañar pero sobre todo anular en todo momento la opinión del otro. Es común en este tipo de situaciones que después de la discusión se pida perdón pero puede ser un perdón a manera de manipulación para no aceptar esa responsabilidad ni hacer conciencia de la realidad de las cosas y/o de las situaciones que originaron la discusión o problemática, digamos que las discusiones y el perdón son una constante pero ya no es algo sano, no se puede hablar de que esta conducta sea algo normal dentro de una relación de pareja sino como algo ya enfermizo donde lo único que se está generando son más conflictos de índole psicológico donde la relación lo único que está generando es el desgaste que en el futuro llevará a su ruptura.

Las agresiones y los insultos son todo menos amor y solo fomentan la comunicación violenta, este tipo de conducta no se debe permitir en ninguna circunstancia y no tienen justificación alguna, por eso es muy importante que desde el noviazgo se tomen en cuenta todas aquellas conductas de violencia o manipulación que por muy mínimas que sean puedan generar conflictos en el futuro de la relación.

El respeto a la pareja debe imperar bajo cualquier circunstancia ya que es lo que va a permitir una convivencia sana con la pareja y permitirá que el crecimiento, aprendizaje y desarrollo sea mutuamente validando para fomentar una conducta de amor verdadero y por ende interés por la pareja. Tengamos en cuenta que la conducta violente también es una manifestación de las frustraciones del otro en el sentido de que probablemente en el pasado creció en un entorno violento aprendiendo que el amor se demuestra a través de la violencia y las agresiones pero esto no es justificación para ejercer la violencia por eso mismo existe la psicoterapia para trabajar todos los conflictos que pueden llevar a alguien a ser agresivo o violento (a) y mucho menos tú debes soportar a alguien con estas características, si ya llevas un tiempo considerable o años donde has permitido la violencia por parte de tu pareja probablemente estés con la creencia que en algún momento cambiará y será diferente pero en el trayecto permites todo tipo de agresiones, piensas que el amor entre ustedes es más que las agresiones aunque es común que aquí ya se confunda lo que es el amor con la rutina de los años de convivencia y quizá ya solo exista cariño por eso es muy importante que se atienda cualquier conducta de violencia en un proceso de psicoterapia para evitar así más daño a tu integridad como ser humano y como persona.

Contacto: Página de Facebook Armando Salud Mental

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.