Para garantizar el bienestar de los animales que habitan en el Parque Zoológico “Benito Juárez”, se vigila su comportamiento a través de distintos métodos de la Etología. Esto, con el objetivo de supervisar su salud mental y de implementar actividades que los ejemplares realizarían en su hábitat natural.

Para ello, el personal del Zoológico lleva a cabo diversos ejercicios como la elaboración de contenedores que efectuó la Bióloga Alejandra Gálvez Gutiérrez, en los cuales colocó nueces y almendras, que luego ubicó en albergues de guacamayas verdes, para supervisar sus reacciones.

La especialista señala que se provee a los animales de estímulos complejos que eviten la presencia de algún signo que pudiera resultar anormal, por ello, se tomó un registro detallado de como actuaron las aves.

A través de esta disciplina científica, es posible determinar si existe alguna conducta inadecuada, para detectar las causas que lo originan y en caso de ser necesario, llevar a cabo un tratamiento acorde a las necesidades de cada animal.

Dichas acciones, suplen de alguna manera determinada las labores que los especímenes tendrían que realizar al momento de conseguir alimentos, y así evitar que pierdan su condición normal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.