Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

La opinión del psicoanalista Armando Arredondo ✍🏻

0
993

Aunque suele confundirse con la ansiedad sin serlo, este trastorno se presenta en la mayoría de la población que tiene pensamientos no deseados durante la mayor parte del día además de los pensamientos que generan preocupaciones excesivas y que están relacionados con rasgos de ansiedad generalizada, es este sentido la obsesión porque las cosas sean como se piensan se convierte en el peor enemigo ya que por lo regular este tipo de personas experimenta con frecuencia la repetición de conductas que tienden a ser rituales, por ejemplo; todos los días deben desayunar a una determinada hora cuidando que la posición de los cubiertos siempre sea la misma, situaciones tan comunes como la anterior se pueden convertir en condiciones de conflicto para la familia del paciente o la propia persona con el Trastorno Obsesivo Compulsivo a quien en lo consecutivo me referiré como TOC.

El TOC como condición mental se caracteriza por la repetición de los pensamientos que llegan a ser irracionales es decir hay una obsesión por lograr o llevar a cabo lo que se piensa hay un deseo excesivo al grado incluso de generar un miedo paralizante a quien lo padece y en ese intento de evitar el miedo se pueden tener conductas compulsivas es decir de que las cosas se hagan sin margen a que se realicen después o que no se lleven a cabo. La pandemia de COVID-19 ha venido a reforzar los rasgos de ansiedad y depresión llegando a confundir el diagnóstico adecuado y hay personas que son diagnosticados (das) con depresión o ansiedad cuando lo que en realidad padecen es TOC.

Según la International OCD Foundation las obsesiones se clasifican en: pensamientos, imágenes, o impulsos que ocurren una y otra vez y están fuera de su control, la persona no quiere tener esas ideas, son inquietantes y no deseados, y usualmente la persona sabe que no tienen sentido. (Sic)

La psicóloga Odalinda Elizabeth Pérez Arreygue hace referencia justamente a este cúmulo de ideas en el sentido de que son pensamientos generados en exceso de alguna situación común, pero que el cerebro percibe como peligroso, y que dan como resultado actos repetitivos irracionales por parte de quién lo padece; esto conlleva a que la persona genere miedos incomprendidos de situaciones que no han ocurrido y posiblemente no ocurran, pero que le es difícil de comprender. Muchos de estos pensamientos tienden a ir acompañados de incertidumbre o agresión hacia sí mismo o hacia las demás personas, por no poder tener el control de las actitudes o situaciones del entorno (Sic). Coincido totalmente con mi colega y al respecto si sientes que padeces TOC lo mejor es acudir con el especialista para recibir el tratamiento adecuado.

Contacto: psicologoarmando@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.