Las nuevas restricciones sanitarias emitidas por el gobierno de Michoacán ante el incremento de contagios de Covid-19 se tomaron debido a que la ciudadanía no respetó el decreto sanitario que permitía eventos masivos y la apertura de todo tipo de negocios al 60 por ciento, afirmó el gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla.

Explicó que la entidad se encuentra en la antesala de alcanzar el pico máximo de contagios con respecto a la cuarta ola de la pandemia, lo cual será entre el 10 y el 20 de febrero, por lo que, señaló, fue necesario tomar medidas de contención a escenarios críticos en materia de salud.

Refirió que, según estudios realizados en la entidad, en Michoacán las personas que más se contagian tienen entre 20 y 40 años de edad, siendo ellos mismos quienes acostumbran salir a eventos masivos o lugares con poco respeto a los aforos establecidos por el Comité Estatal de Seguridad en Salud.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), Elias Ibarra Torres, precisó que si bien los contagios del virus SARS-Cov-2 y sus variantes continúan al alza, la ocupación hospitalaria y las defunciones a causa de la enfermedad son casi nulas, debido a la aplicación de vacunas.

Reiteró que existe un bajo riesgo de contraer el virus en ambientes controlados, como lo son los salones de clases por lo que insistió que las clases son de carácter obligatorio en todos los niveles educativos, sin embargo, apuntó que para educación básica se tendrá la posibilidad de regresar a las aulas de manera voluntaria, caso contrario para nivel medio superior y superior.

El pasado fin de semana, el gobierno de Michoacán publicó un decreto sanitario mediante el cual se prohibió la realización de eventos de carácter masivo, además de que se redujo el aforo permitido en establecimientos comerciales a un 50 por ciento, en aras de evitar la propagación de la enfermedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.