La Auditoría Superior de Michoacán (ASM) encontró irregularidades en el proceso de licitación, así como en la compra de materiales inexistentes y a sobre precio en la obra para la construcción del puente elevado de la avenida Siervo de la Nación al sur de Morelia; ex funcionarios municipales como el anterior alcalde, Humberto Arróniz Reyes y el secretario de Urbanismo y Obras Públicas, Mario Rodríguez Loeza, estarían involucrados en presuntos actos de corrupción.

En entrevista, el titular de la ASM, Miguel Angel Aguirre Abellaneda, informó que, después de la revisión al estado que guarda la obra se identificó un proceso de licitación simulado, en la posible idea de beneficiar a una empresa en particular, sin que se cumplieran los requisitos de Ley.

Mientras que en la compra de materiales, el órgano investigador descubrió que el gobierno morenista reportó la adquisición de insumos para la construcción a un costo más elevado del habitual, además de que en muchos casos no se halló prueba de que fuera utilizado.

Ante dichas irregularidades, el auditor afirmó que la dependencia a su cargo inició un procedimiento en contra de aquellos funcionarios involucrados en la realización del paso a desnivel, sin embargo, refirió que en primera instancia el ayuntamiento de Morelia deberá llamar a comparecer a ex funcionarios implicados a través de la Contraloría Municipal.

Puntualizó que debido a que Auditoría aún no realiza la revisión del manejo del recurso público en el año 2021, cuando inició la obra en cuestión, es tarea del municipio comenzar con los procesos de deslinde de responsabilidades y presentación de denuncias, en caso de que corresponda.

En tanto al estado que guardan los cimientos de la infraestructura ya colocada, Aguirre Abellaneda apuntó que dentro de la revisión de la obra no se encontraron daños estructurales que pudieran generar un perjuicio para su culminación, no obstante, subrayó que será el gobierno municipal quien determine el futuro de la obra.

Ayuntamiento en la espera de dictamen

Pese a que las declaraciones del auditor fueron de carácter público, el titular de la Secretaría del Ayuntamiento, Yankel Benítez Silva, comentó que el dictamen de la obra no ha llegado a las oficinas municipales, por lo que señaló que no se conozca la información y las presuntas irregularidades no se tomará ninguna decisión sobre la construcción.

Señaló que una vez que las observaciones se entreguen al municipio comenzará el proceso legal y se determinará si la obra continúa bajo el mismo plan de construcción y con la misma empresa.

La construcción del paso a desnivel inició en el pasado mes de febrero de 2021, con la promesa de culminar en cuatro meses, para evitar perjuicios a los colonos de la zona, sin embargo, con más de ocho meses de retraso la edificación se encuentra detenida desde hace más de dos meses sin que se tenga una fecha estimada para reanudar los trabajos y culminar el puente.

De manera mensual, el ayuntamiento capitalino firmaba convenios de colaboración con la empresa Kansas City Southern, quien desde el año 2008 aperturó un fideicomiso por 6.5 millones de pesos, del cual el municipio sería acreedor para realizar mejoras a la movilidad con respecto al paso del tren en la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.