En Michoacán, dentro de las medidas sanitarias para mitigar los contagios de COVID-19 en el marco de la cuarta ola, el certificado de vacunación y la prueba negativa al virus no serán obligatorios en ningún momento para acudir a espacios públicos.

Así lo determinó el Comité Estatal de Seguridad en Salud, donde el secretario de Salud, Elías Ibarra Torres destacó que el presentar estos documentos no exceptúa de contagios a la población, pues las vacunas no previenen los contagios, simplemente evitan que el paciente se agrave, sea hospitalizado o pierda la vida al resultar contagiado.

Mientras que la prueba negativa de COVID-19 no descarta al 100 por ciento que el paciente no esté contagiado, pues existe un periodo de ventana en las pruebas, donde a pesar de tener la sintomatología, el resultado puede fallar debido a que no se detecte el antígeno.

A la fecha, Morelia concentra la mayoría de los casos positivos, con 1,034 en los últimos siete días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.