El regidor morenista, José Manuel Parra Zambrano, denunció actos de discriminación en contra de miembros de la diversidad sexual, a quienes vestidos de drag queen se les prohibió el ingreso a diversos establecimientos mercantiles en la ciudad, debido a su expresión física.

El funcionario municipal aseguró que en el pasado mes de diciembre recibió al menos tres denuncias por parte de miembros de la comunidad LGBTQ+, quienes acusaron que bares en la zona de Altozano y Boulevard García de León les prohibieron la entrada por ir “draggeadas”.

Han sido rechazados por entrar según ellos disfrazados, pero es una cultura que también muestra una parte de la diversidad, el hacer drag es un posicionamiento político, no es imitar a las mujeres.

Ante ello, propuso ante el Cabildo de Morelia una certificación para negocios de cualquier giro mercantil como espacios libres de violencias a través de cursos de capacitación a su personal, así la implementación de cuotas de la diversidad sexual entre su personal.

Reconoció que en la ciudad de Morelia todavía hay quienes se niegan a aceptar la presencia de personas de la comunidad LGBTQ+, resaltó que en el municipio las expresiones son bastas y es necesario comenzar a cambiar “el chip” de los ciudadanos desde las instancias públicas.

Además de capacitaciones, agregó que se busca reformar los reglamentos municipales para que con base en los protocolos del Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación y la Violencia, se pueda sancionar a los negocios que discriminen a personas de comunidad y que, en dado caso, pierdan su licencia de funcionamiento.

Parra Zambrano refirió que en la ciudad hay por lo menos 17 establecimientos mercantiles cuyo público meta son personas de la diversidad o que son incluyentes en sus espacios, mientras que en Morelia hay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.