El ideario político que heredó Melchor Ocampo y que los legisladores debemos asumir es el compromiso de pugnar por leyes que promuevan la justicia social y la equitativa distribución de la riqueza, afirmó Fidel Calderón Torreblanca.

La integridad como premisa y la búsqueda diaria de diálogo con la sociedad que nos permitan llegar a la pacificación es la tarea que tenemos hoy para continuar con la herencia que nos dejó el ilustre michoacano.

La frase de Ocampo de hablándonos y no matándonos es como debemos entendernos, ocupa más relevancia y vigencia que nunca; por ello, el proceso de pacificación que inició el Gobierno federal y que hemos promovido debe continuar.

Reiteró el ex diputado federal que este 2022 se fortalecerá el planteamiento de paz iniciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador: la búsqueda de la pacificación y no de la guerra.

Expresó el también ex secretario de Gobierno que “la pacificación no será fácil, es una tarea que ocupa de la organización de la sociedad civil, pero estamos dispuestos a enfrentar esta tarea”.

Calderón Torreblanca añadió que se debe continuar con el legado de uno de los michoacanos más progresistas y liberales que fundó el Estado mexicano moderno. Melchor Ocampo, como legislador promovió las Leyes de Reforma, la Constitución de 1857, el Federalismo, sólo por citar un ejemplo.

Por ello, el patriotismo e integridad de Ocampo deben ser la guía para resolver los problemas a través del consenso.

Ocampo quien también fue gobernador e ideólogo del movimiento reformador reabrió el antiguo Colegio de San Nicolás y en su biblioteca aún se encuentra su corazón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.